ENCUENTRA TU TIPO DE PIEL

Conocer si nuestra piel es seca, grasa, mixta o sensible nos ofrece la posibilidad de adaptar nuestra rutina de cuidado facial, seleccionando los productos y tratamientos más adecuados.

El tipo de piel con el que nacemos está determinado por las características que muestra, no por el género, la etnia, el color o la condición. Sin embargo los cambios hormonales, los malos hábitos alimenticios y los factores medioambientales, inciden también en su aspecto final.

A continuación sigue los pasos para determinar tu tipo de piel y seleccionar los mejores productos para ti.

Determinar tu tipo de piel no tiene por qué ser complicado. Todo está en los poros.

Antes de iniciar el test es importante:

  • Lavar tu rostro
  • Dejar secar y esperar 30 minutos sin aplicar ningún producto.

PASOS

Paso 1

Echa un vistazo a la piel de tu mandíbula. ¿Ves cómo es suave y relativamente libre de poros?

Paso 2

Compare eso con la piel al lado de su nariz. ¿Los poros se ven más grandes o iguales?

Paso 3

Examina otras áreas de la cara. ¿Tus poros son más grandes o más pequeños que lo que hay en tu mandíbula? No le prestes atención a tu nariz, esta zona siempre tiene poros más grandes, sin importar el tipo de piel.

Compara tu piel con los diagramas a continuación para encontrar tu tipo de piel.

Aspecto

Piel Seca

Poros más pequeños en la mayoría de la cara con algunos poros más grandes cerca del área de la nariz.

Este tipo de piel produce menos sebo y se caracteriza por ser opaca, delgada y propensa a arrugas prematuras. La piel seca es común y también se le conoce como xerosis, existen grados y tipos que no siempre se pueden distinguir claramente. Cuando la piel seca no se cuida adecuadamente el estiramiento puede ser doloroso y con arrugas profundas. Algunos detonantes pueden incluir la edad, el uso inadecuado de productos faciales, falta de humedad en el ambiente, cambios hormonales, medicamentos y estrés. Un buen cuidado de la piel seca puede ayudar a que tenga mayor flexibilidad y un aspecto juvenil por más tiempo.

Solución: Nutre e hidrata con humectantes, emolientes e ingredientes naturales que ayudan a restaurar y proteger la barrera lipídica. Comprar línea de humectantes

Aspecto

Piel Mixta

Poros más grandes en 1/3 de la cara, mejillas y frente o mejillas y mentón. Normalmente, aquellos que tienen piel mixta, tienen brillos en la zona T (nariz, frente y mejillas) pero seca o normal en el resto de zonas.

La piel mixta puede mostrar poros agrandados en algunas zonas, así como impurezas, razón por la cual suele confundirse con la piel grasa. Las causas para esta condición son la hiperproducción de sebo en las zonas grasas y un déficit de lípidos en las áreas secas. Los detonantes de la piel mixta o desequilibrada incluyen el uso inadecuado de productos faciales, el medio ambiente,  cambios hormonales,  medicamentos,  dieta y altos niveles de estrés.

Solución: Restablece el equilibrio de la piel mediante la armonización de la producción de sebo y mejora la apariencia de los poros visibles.

Aspecto

Piel Grasa

Poros grandes en la mitad de la cara, generalmente en la frente, mejillas y mentón.

Se distingue por el brillo que la grasa provoca en el rostro. Aún después de haber lavado el rostro, la grasa tiende a regresar debido a que este tipo de piel produce más sebo que otros tipos. La piel puede estar engrosada y acompañada de poros o vasos sanguíneos visibles. En ocasiones, el exceso de grasa tapa los poros y deja la piel propensa a puntos blancos inflamados y a diversas formas de acné.

Solución: Mejora la apariencia de los poros visibles mientras absorbes el brillo.

Aspecto

Piel Reactiva

Puede ser piel seca, mixta o grasa que tiende a irritarse, quemarse o picar después de usar productos.

Cuando la barrera de la piel formada por células y sebo se debilita, se vuele más reactiva a los agentes irritantes del medio ambiente como contaminación, químicos, temperatura,  rayos UV, luz infrarroja y azul, entre otros factores.

La piel reacciona y se inflama cuando los vasos sanguíneos se dilatan provocando enrojecimiento, hinchazón y comezón. La inflamación crónica es la causa de muchos padecimientos como rosácea, eczema, dermatitis, psoriasis, entre otros padecimientos.

Solución: Utiliza ingredientes naturales específicos conocidos por aliviar la irritación, calmar el enrojecimiento y suavizar la piel sensible.

CONDICIONES DE LA PIEL

Aspecto

Piel propensa al acné

Puede ser piel seca, mixta, grasa o reactiva con brotes activos y crónicos.

La formación de acné se evidencia por una excesiva producción de sebo, la presencia de bacterias y una obstrucción de los poros que causa inflamación. Se usan términos como comedón, pápula y pústula para describir sus formas. 

Solución: Clarifica los poros y mejora la apariencia de las imperfecciones al tiempo que proteges el equilibrio natural de humedad de la piel.

Aspecto

Piel madura

El primer signo de una piel madura es la pérdida de hidratación y la opacidadgradual. Cuando el metabolismo se vuelve más lento, son inevitables los cambios fisiológicos y hormonales que se reflejan en la piel, produciendo menos fibraselásticas y teniendo transformaciones en la pigmentación

Estos cambios empiezan a partir de los 25 años, pero se comienzan a notar  alrededor de los  40 años o un poco antes, cuando la capa más superficial de la piel deja de retener la humedad de la misma manera que las pieles jóvenes, perdiendo además de elasticidad y densidad. Las capas cutáneas van teniendo arrugas más profundas a través del tiempo y las capas subcutáneas disminuyen su densidad al retener menos líquidos para nutrir y proteger la piel

Solución: Debido a la pérdida de colágeno y elastina, la piel madura necesita productos ricos en antioxidantes e ingredientes activos específicos.